¿Qué fuentes son fiables para una ilustración científica?

Post de Vanessa González (Docente del curso online Ilustra Fauna Marina de Illustraciencia)

Siempre que me pongo a buscar información de una especie me ocurre lo mismo: o solo encuentro un viejo manual en chino con una foto borrosa o, por el contrario, 50 webs con fotos dispares e información confusa de la misma especie ¿Cómo podemos tamizar esta información y quedarnos con solo lo mejor de lo mejor?

A principios de este año andaba yo contenta como unas castañuelas con un nuevo proyecto de ilustración de macroalgas. No solamente es una de mis temáticas favoritas, sino que iba a poder dibujar algunas algas nuevas que no había tenido oportunidad de estudiar. ¿Conocéis el género Fucus? Es un genero de algas pardas muy común en todas las costas, y hay muchísimas especies. Si buscas Fucus vesiculosus, encontrarás cientos de webs hablando de ella (hasta súpermercados), ya que es un alga muy empleada como suplemento alimenticio, pero ¡ay! ¿Y si buscamos Fucus tremella?, la información es escasa, y aparecen muchas fotos que son en realidad de F.vesiculosus. En el primer caso habrá que quitar mucha paja y buscar la mejor información científica. En el segundo caso habrá que atarnos una cinta a la cabeza y hacer una busqueda más exhaustiva. ¿Qué reglas de oro suelo utilizar en estos casos?

– La verdad está ahí fuera: A veces por comodidad o a veces por la falsa creencia de que «todo esta en Internet», reducimos nuestra investigación a nuestro buscador web. La gran mayoría de manuales, guías y claves de identificación más usados no están en las redes; están en las librerías, en las universidades y en las bibliotecas. Si procede de una biblioteca o departamento universitario, es mucho más fiable. Si nos es posible, también podemos ir a buscar muestras para estudiarlas personalmente. En mi caso algunas algas podía encontrarlas en las costas de mi ciudad.

– ¿Quién te envía?: Si no estás seguro de si una página web o informe te está dando información fiable, busca información sobre su origen. Webs publicadas bajo respaldo de universidades, centros de investigación o investigadores reconocidos son de fiar. Igualmente proyectos y guías provenientes de fundaciones o institutos con un apoyo gubernamental y con equipos de investigación implicadas en su desarrollo.

– Palabra de científico: Los propios investigadores suelen ser la fuente principal de la mejor información y además suelen tener acceso a recursos exclusivos como fotografías o manuales difíciles de encontrar en librerías o Internet.

– No todo está en imágenes: No siempre es posible encontrar fotos de nuestra especie, y esa es la magia de nuestro trabajo. La palabra sigue siendo la principal herramienta comunicadora de la ciencia, y muchas de las mejores descripciones de especies están solamente por escrito. Hacerte con la jerga y terminología que los científicos utilizar para describir las partes de tu especie es una manera muy fiable de encontrar información jugosa.

En resumen: no te fíes de cualquier contenido que encuentres en Internet. Muchas webs y blogs pueden estar escritos por particulares, natularistas aficionados o fotógrafos bienintencionados que quizá han cometido errores en la identificación de la especie o de las fotos que han subido. Solo cuando tú mismo tengas un fuerte conocimiento de tu especie basado en información fiable, podrás rebuscar entre esas webs a ver si cazas algo de utilidad.

¡Mucha suerte con tu próxima búsqueda!

2 Comments to “ ¿Qué fuentes son fiables para una ilustración científica?”

  1. Buenos días. Yo ilustré una guía de especies de garrapatas de Europa y Norte de África y recuerdo el comentario del profesor-investigador que me encargó y supervisó el trabajo: «el 80% de imágenes de estas especies animales en internet es erróneo». Lo más fiable que pude encontrar en internet son los archivos e imágenes digitalizados de universidades o centros de investigación. Gracias por el artículo.

  2. sandra dice:Responder

    Que buena información también es muy bueno visitar las colecciones en las universidades, o centros de investigación inclusive algún museo o acuario , también tesis y artículos científicos, revistas científicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *